sábado, 20 de febrero de 2016

La Deuda De Las Personas Y Los Préstamos

La mayoría de las personas en el mundo viven endeudadas además de que nunca tienen sobrante suficiente para poder estar tranquilos, preocupándose de manera constante de  pagar cuentas y recursos de primera necesidad, un proceso que se vuelve mas común y necesario en estos tiempos donde se piden préstamos a los bancos. Estas costumbres de pedir prestamos lo único que hace es meter a uno en mas deudas, donde se tendrá que seguir haciendo de manera constante hasta llegar al momento donde no exista otra opción.
La mayoría de las personas piden prestamos porque no les alcanza para comprar si quiera lo necesario para su sustento, y otras lo hacen para comprar algo que quieren. El caso más común de pedir préstamos es para poder pagar estudios universitarios o invertir en negocios si eres soltero, y si estas casado pedir prestamos para comprar el inicial de una casa y sobrellevar todos los gastos que conlleva la manutención de un hogar.
La apariencia ante los demas
Existen muchas personas que por aparentar y complacer a otros están a la vanguardia de la moda endeudándose hasta el límite, donde luego no tienen como pagar lo que deben además de que todo lo que hay a nuestro alrededor te incita a sacar dinero de tu bolsillo. En los medios no hay un solo anuncio que quiera lo contrario, los dealers de autos, al igual que los bancos son los primeros que están locos para que uno caiga en el gancho de sus ofertas para que se pida un préstamo y comprar ese carro, o ese objeto deseado.
Cuidado con los préstamos
Personalmente comprar con un préstamo tiene muchas desventajas aunque todo el mundo te diga que no es nada, ya que se tiene una acumulación de deudas en unas condiciones que podrían durar por mucho tiempo, donde se tiene que pagar por obligación los gastos de mantenimiento de lo que se compre sea un aparato, un carro, u otro objeto, y en el caso de una vivienda tener que pagar a plazo ese vivienda. Lo ideal es que con el fruto de tu trabajo puedas comprar lo que esté de acuerdo a tus ahorros, midiendo tus ingresos mensuales para luego gradualmente con el tiempo ir comprando nuevos productos.
Tipos de Deudas
Se puede decir que no todas las deudas son malas, además de que existen según expertos lo que se llaman "deudas buenas", aunque lo de bueno es relativo en mi opinión, ya que depende de circunstancias externas, aunque si se utilizan de manera segura y calculada para comprar bienes raíces y pequeños negocios rentables, esas posibilidades de ganar fueran aún mucho mas efectivas. Yo le llamaría a esto "deudas de oportunidad", ya que no es seguro el éxito 100%, y además de que las  deudas para la educación de la carrera también podrían estar incluidas en esa deuda de oportunidad.
Las Deudas Buenas
Ese tipo de deuda consiste en la recuperación de ese dinero al conseguir un buen trabajo, un negocio o comprar bienes raices, que pidiendo esos préstamos se abrén las puertas a una gran inversión a largo plazo, donde se gasta el dinero para multiplicar el mismo y así terminar ganando grandes cantidades de activos. En esta deuda no pagas por chucherías como ropa, modas, y vehículos nuevos que son un consumo a corto plazo, donde además de que tienes que pagar por estos productos, se tienen que seguir pagando para mantenerlos y conservarlos, o en el caso de las ropas donde su deterioro es inminente.
Las Deudas Malas
Deudas "malas" son aquellos intereses que se tienen que pagar al banco aparte de que bajan las tasas de retorno de inversión, propiciando aún más mayores razones por la cual no se podrá ahorrar dinero cuando se tenga esa deuda.
No sólo el dinero que viene de tarjetas de crédito, préstamos automovilísticos y otro tipo de deudas de consumo tienen una tasa de interés relativamente alta, sino que tampoco es deducible de impuestos, unos impuestos que se van incrementado cada vez más llevando a la desesperación financiera.