jueves, 9 de abril de 2015

Condiciones habituales de los préstamos de capital privado

¿Qué condiciones suelen tener los préstamos de capital privado?

Pues lo primero que queremos dejar claro es que las condiciones impuestas por las financieras privadas no serán tan buenas como las de un préstamo hipotecario bancario. Es importante que como cliente tengas claro esto antes de hacer ninguna solicitud de financiación.

Si esperas obtener un préstamo de capital privado con tipos de interés del 3% que es lo habitual es las entidades bancarias tradicionales estas cometiendo un error. Los tipos de interés medios en los préstamos hipotecarios privados, también llamadas hipotecas privadas está entre el 10% y el 15%.

Todo hay que decirlo. Las financieras aunque pueden trabajar con un tipo de interés medio en una operación de crédito todo depende bastante del tipo de operación que tiene la financiera delante suya.

Por ejemplo, si estamos hablando de un préstamo de capital privado en donde el cliente aporta como aval un inmueble en el centro de Madrid y además cuenta con ingresos demostrables de sobra como para poder hacer frente al crédito es posible que los tipos de interés se puedan llegar a reducir.

No mucho, quizás hasta el 10% pero nunca hasta un 3-5% que es lo que muchos esperan cuando acuden a la financiación privada.

Y en parte es algo lógico que dichos préstamos rápidos tengan tipos de interés superiores a las de los bancos, hay que tener en cuenta primero que quien presta dinero no tiene las ventajas de financiación con las que cuenta una entidad bancaria tradicional y por tanto no puede prestar a unos tipos tan bajos.

Un banco de aquí en España compra dinero al BCE con un coste mínimo con lo que luego aunque solo ponga un tipo de interés del 3% está obteniendo bastante beneficio. Si un inversor privado que presta por su cuenta prestara al 3% posiblemente estaría perdiendo incluso dinero.

Además, los préstamos de capital privado están hechos para resolver situaciones complicadas así como para necesidades de liquidez urgente. Si el banco no presta dinero a un cliente por estar en asnef (registro de morosidad) es normal que la empresa de capital privado que si presta con asnef te ponga unas condiciones más caras, pues el riesgo que no está asumiendo el banco lo está asumiendo la financiera.

Cuanto más riesgo o más problemática es la situación mayor coste suele tener la operación.

De hecho, dentro de los préstamos de capital privado por ejemplo la paralización de embargos y subastas suelen ser las operaciones más difíciles de sacar adelante por la cantidad de partes que tienen que intervenir en la operación.

Normalmente hay varios, por un lado está el cliente, por otro lado está la financiera que le pretende hacer el nuevo préstamo para cancelar la deuda que está originando el embargo, en tercer lugar está el acreedor de dicha deuda que estaba en ejecución que por cierto no tiene porque ser una entidad bancaria y en cuarto lugar puede estar el juzgado.

Y no es la única en la que intervienen muchas parte o la tramitación se hace complicada.

También hay que hablar del trabajo que tiene que hacer la financiera privada para tramitar una de estas operaciones que además el cliente pide que sea tramitado de manera rápida.

Mientras que en un banco la tramitación de una hipoteca puede durar fácilmente meses la financiera privada tiene que hacer la tramitación en un plazo máximo de 2-3 días pudiéndose firmar el préstamo en menos de una semana en circunstancias normales.

Y la gestión que se hace es más o menos la misma aunque si es verdad que los préstamos son bastante más flexibles y se pide bastante menos documentación.

Por lo demás, al igual que en las hipotecas bancarias hace falta presentar una tasación, hace falta preparar la firma en notaria….algo que no se hace por arte de magia sino que lleva un trabajo detrás importante el organizar todo esto.

¿Que significa esto?

Lo que significa es que aparte del tipo de interés y la comisión de apertura correspondiente que suelen tener los PRÉSTAMOS DE CAPITAL PRIVADO que pueden llegar al 5% es muy probable que además la operación este acompañada de una comisión por intermediación la cual hay que decir suele estar alrededor del 10% del capital concedido.

Si no hubiera esta comisión de estudio y gestión del préstamo ninguna financiera acabaría por realizar el estudio pues el asesoramiento financiero al final se paga en caso de aprobación del préstamo.

Solo en caso de que el cliente al final no firme el préstamo el trabajo y asesoramiento financiero realizado por la financiera no será cobrado.