viernes, 9 de enero de 2015

Pasando la cuesta de enero

La cuesta de enero es una de las épocas del año que más gastos extra se producen, además de tener que pagar las facturas de las Navidades que llegan a su fin. Muchas veces es necesario obtener financiación urgente para pagar los gastos extra de esta época del año y es importante elegir el producto financiero que ofrezca la cantidad de dinero que necesitas de forma sencilla y rápida. Los créditos rápidos pueden ser la solución para obtener esta financiación.

Los créditos rápidos y los microcréditos online pueden ser la solución financiera para obtener dinero extra para afrontar la cuesta de enero, de forma que puedas utilizar el dinero durante este mes y devolverlo al mes siguiente o en cuotas mensuales. Existen otros productos financieros donde es posible conseguir dinero rápido para la cuesta de enero que vamos a repasar.

Créditos rápidos para la cuesta de enero

Los créditos rápidos online son préstamos a corto plazo que se solicitan a través de Internet de forma sencilla simplemente rellenando un formulario de solicitud online en la página web de la entidad financiera. Es posible conseguir hasta 10.000 euros en 24 a 48 horas y devolver el dinero en cómodas cuotas mensuales hasta 5 años.

Para solicitar créditos rápidos online es necesario disponer de una nómina, pensión o justificante de ingresos periódicos de forma que la entidad financiera pueda comprobar que vas a devolver el dinero en el plazo establecido. Estos créditos son préstamos sin garantía, por lo que no se necesita aval o avalista para conseguir el dinero.

Los créditos rápidos pueden ser una buena opción para financiar la cuesta de enero, ya que ofrecen dinero en un plazo de 24 a 48 horas y tendrás respuesta inmediata a tu solicitud online, de forma que puedas saber si te van a conceder el crédito. No es necesario realizar papeleo para realizar la solicitud.

Así, Cofidis te ofrece hasta 6.000 euros en un plazo de 24 a 48 horas y solamente tendrás que rellenar su formulario de solicitud online y enviar una copia de tu DNI o NIE, una copia de tu cuenta bancaria y otra de tu nómina, pensión o justificante de ingresos. El plazo de devolución del dinero es de 6 a 41 meses y sus tipos de interés son entorno al 24-25% TAE.

Bigbank te ofrece créditos rápidos de hasta 10.000 euros en un plazo de 24 a 48 horas y también necesitarás una nómina, pensión o justificante de ingresos para conseguirlo. No necesitarás aval o avalista, pero para cantidades mayores a 6.000 euros y dependiendo de tu situación financiera es posible que te lo soliciten.

Microcréditos online para la cuesta de enero

Los microcréditos online son préstamos que se solicitan a través de Internet y donde es posible conseguir dinero en 10 minutos, ya que solamente hay que rellenar un formulario de solicitud y esperar la respuesta de la entidad financiera, sin necesidad de realizar papeleo.

El plazo de devolución está entorno a los 30 días, aunque hay entidades financieras que ofrecen créditos con plazos mayores. La cantidad a solicitar suele estar entorno a los 600 euros, pero es posible conseguir hasta 1.500 euros.

Las cantidades y plazos son pequeñas porque están dirigidos a pequeñas necesidades financieras urgentes, donde es importante conseguir el dinero rápidamente, Ofrecen dinero a personas que no pueden conseguir financiación a través de préstamos personales tradicionales, ya que no es necesario cumplir apenas requisitos, pudiendo conseguir el dinero sin nómina e incluso estando en listados de morosos como ASNEF.

Pueden ser una buena opción para obtener dinero rápido para las urgencias de la cuesta de enero, ya que en cuestión de minutos podrás disponer del dinero en tu poder y devolverlo al mes siguiente. Aquí tienes más información y las entidades financieras destacadas de microcréditos online.

Conseguir financiación gratuita para la cuesta de enero

A través de microcréditos online es posible conseguir financiación gratuita, ya que algunas entidades financieras ofrecen créditos rápidos gratis, sin intereses ni comisiones. Esto es debido a que hay cada vez más empresas que ofrecen este tipo de créditos y existe mucha competencia, por lo que es la forma que se pueden diferenciar de sus competidores.

Los créditos rápidos gratis se ofrecen a clientes nuevos, por lo que es una buena oportunidad para obtener financiación para la cuesta de enero, ya que podrás conseguir el dinero en unos minutos y devolverlo sin pagar nada a cambio.

Otros productos financieros para financiar la cuesta de enero

Además de los créditos rápidos y los microcréditos online, es posible conseguir financiación rápida para la cuesta de enero a través de otros tipos de productos financieros que vamos a resumir a continuación:

Tarjetas de crédito
Las tarjetas de crédito son quizás la forma más utilizada para obtener financiación, ya que muchas veces sin darnos cuenta estamos utilizando su crédito al pagar las compras con ellas y el dinero prestado se devuelve normalmente en cómodas cuotas mensuales. La cantidad a financiar no es muy alta, pero no hay que realizar ningún tipo de solicitud una vez contratada la tarjeta de crédito. Pueden ser una buena opción para financiar la cuesta de enero, en especial para realizar compras.

Préstamos preconcedidos

Los préstamos preconcedidos son préstamos inmediatos que las entidades bancarias ofrecen a sus clientes, en especial a los que tienen una nómina domiciliada en dicha entidad. Se solicitan a través de Internet, teléfono o en las oficinas de la entidad bancaria y ofrecen respuesta al momento, pudiendo disponer del dinero al instante. El dinero será transferido a tu cuenta bancaria y solamente pagarás por el tiempo que disfrutes del mismo, ya que una vez vuelvas a ingresarlo en tu cuenta bancaria dejarán de cobrarte intereses. Pueden ser interesantes para financiar gastos de la cuesta de enero.

Adelanto de la nómina

Es posible conseguir un adelanto de la nómina solicitándolo en el trabajo, ya que están obligados a abonarte la cantidad generada hasta el momento si la solicitas, tanto del sueldo mensual como de la paga extra.

Por otra parte, las entidades bancarias también ofrecen adelanto de la nómina gratuito o con tipos de interés de un préstamo personal a sus clientes con la nómina domiciliada. Solamente hay que solicitar dicho adelanto y podrás obtener el dinero de forma inmediata.

Casas de empeño

En las casas de empeño vas a poder conseguir dinero rápido empeñando artículos que tengan valor, como son las joyas o vehículos. Cuando termine el plazo del empeño tendrás que devolver el dinero más unas tasas por los servicios prestados. En algunas casas de empeño es posible seguir disfrutando del bien empeñado en régimen de alquiler, como es el caso de las casas de empeño especializadas en vehículos.

domingo, 4 de enero de 2015

Préstamos hipotecarios

Se denominan préstamos hipotecarios o hipotecas, a los contratos de crédito realizados entre una entidad bancaria y un particular(empresa, institución, negocio…), en el que la devolución del importe prestado se avala con un inmueble. En el caso de que el dinero no sea reintegrado al banco en el plazo establecido y bajo las condiciones firmadas, éste puede vender el inmueble para recuperar el dinero prestado. Dado que un bien de alto valor (un inmueble) respalda el crédito, las facilidades de pago para los préstamos hipotecarios siempre son mucho mayores que en otro tipo de créditos, como los personales, consiguiendo, en el caso de las hipotecas, mejores intereses así como un plazo más largo para la devolución del importe prestado.
Diferentes gastos en los préstamos hipotecarios

Cuando nos decidimos por solicitar un préstamo hipotecario, y antes de decidir la cantidad a solicitar, hay que tener en cuenta una serie de puntos para evitar posibles sorpresas desagradables. Los gastos que va aoriginar la hipoteca tienen que ser soportados por quien solicita dicho préstamo, así que habrá que añadirlos al importe total de la operación para que ésta los absorba. Gastos fiscales (aproximadamente un uno por ciento del importe solicitado), tasación de la propiedad (antes de la aprobación del préstamo), estudio de la operación, comisiones de apertura que cobra la entidad bancaria (normalmente otro uno por ciento sobre la cantidad hipotecada), gastos de notario, registro de la propiedad…

Comparar entre entidades

Es conveniente recordar que los bancos ofrecen habitualmentepréstamos hipotecarios por importe del ochenta por ciento de la cantidad resultante de la tasación, pero algunos suben esta cantidad y llegan incluso al cien por cien de ese importe. Al igual que venimos repitiendo con el resto de créditos, como cuando pensábamos en pedir los préstamos online, es muy importante comparar distintas opciones, y no solo por el importe a prestar, sino para comprobar los distintos tipos de intereses que ofertan, los plazos de devolución, las condiciones “extra” que solicitan (domiciliar nómina, recibos, contratar seguros con la entidad…), las comisiones antes, durante y al cancelar la operación, etc. Además del importe de tasación de la vivienda, puede que alguna entidad bancaria considere oportuno pedir avalistas (alguien que avale la operación y se haga cargo de los pagos de las cuotas si el suscriptor de la hipoteca no cumple). Todo esto tiene que estar muy claro antes de comenzar con los trámites para la obtención de los préstamos hipotecarios.

Una vez elegida la entidad que se hará cargo de la operación, ésta redactará una oferta vinculante, un documento en el que aparecerán todas las condiciones del préstamo hipotecario (cuadro de amortizaciones, plazos, cláusulas especiales…) para que el cliente pueda estudiarlas. Si todo está conforme se procede a la firma de la escritura pública ante notario. Es bueno saber que antes de firmar, el cliente tiene derecho a pedir un borrador de la escritura para poder analizarlo con calma y evitar que quede algún cabo suelto. Si todo está conforme todas las partes (notario, cliente, apoderado del banco y, si los hubiere, los avalistas) firmarán la escritura original para ser llevada luego al registro de la propiedad. A partir de ese momento entra en vigor el préstamo hipotecario y se comienzan a liquidar las cuotas (normalmente mensuales) hasta el final del período pactado, aunque existe la posibilidad, pagando una penalización estipulada en la firma notarial, de amortizar la hipoteca anticipadamente, ya sea para cancelarla totalmente o bien para reducirla (bajar los importes de las cuotas o reducir el número de estas últimas).

Los préstamos hipotecarios son la mejor opción para la compra de un inmueble si no disponemos del capital suficiente, pero debemos estudiar bien sus condiciones para evitar sorpresas posteriores.

Cómo Solicitar un Crédito

Si vamos a necesitar dinero para una compra grande, como en el caso de un automóvil o una casa, si vamos a ir a la universidad y necesitamos ayuda para pagar la matrícula, probablemente nos vamos a ver obligados a pedir un préstamo. La facilidad con la que nos lo van a conceder dependerá de muchos factores, como por ejemplo la cantidad de dinero que ingresamos al mes, nuestra calificación crediticia, la deuda que tenemos de tarjetas de crédito, de otros préstamos, etc. Cuando solicitamos un crédito tenemos que estar preparados para que nos sometan a un riguroso estudio de nuestros hábitos financieros y de nuestro historial de pago, o de falta de él, en su caso menos favorable.

Factores que influyen cuando solicitamos un crédito

Si solicitamos financiación y tenemos un historial crediticio desfavorable, tenemos que prepararnos para nuestra primera decepción. No vamos a poder conseguir un crédito en cualquier sucursal o empresa. Cuando sufrimos una situación como ésta vamos a necesitar un tiempo para repararla y así conseguir una puntuación positiva. Si conseguimos un préstamo personal en alguna entidad determinada va a ser a costa de tener que pagar un interés mucho más alto de lo normal. Los bancos hacen esto porque en ésta situación somos clientes de alto riesgo, y ellos lo saben. Si accedemos a sus condiciones y vamos realizando los pagos del crédito en su tiempo y cantidad, puede que con el tiempo podamos obtener una tasa de interés más baja, si en un futuro volvemos a solicitar otro préstamo.

Cuando lo que necesitamos es un crédito para los estudios, para la matrícula de la universidad, entonces las condiciones son un poco diferentes. Normalmente se relajan y se conceden a cualquier persona que cumpla unas condiciones mínimas. Pero recuerda que no es un regalo, que hay que devolverlo. Si lo devolvemos correctamente, entonces pasaremos a ser unos buenos clientes para el banco, y se reflejará de manera positiva en nuestro expediente. Sin embargo algunas veces nos pueden negar este tipo de préstamos, cuándo solicitamos una cantidad muy por encima a la que ellos han estudiado que vamos a poder devolver. Entonces es cuando nos van a pedir un aval, que normalmente van a ser nuestros padres, si tienen un historial crediticio favorable.

Si lo que necesitamos es un dinero rápido para pagar alguna deuda urgente, podemos recurrir a los créditos rápidos. La principal precaución que tenemos que tener en este tipo de créditos es ver las condiciones y términos en los que se aplica el préstamo. Tenemos la ventaja de que este tipo de financiación rápida normalmente se oferta por internet, así que no tenemos más que entrar en nuestro navegador favorito, abrir tantas pestañas como empresas que ofertan este tipo de créditos online vayamos encontrando, y estudiar sus condiciones sin dejarnos deslumbrar por las grandes frases.

Existen muchas compañías muy recomendables y otras que no lo son tanto. Así pues vale la pena que nos pasemos de precavidos y cuando tengamos alguna duda respecto a lo que ofrecen nos pongamos en contacto con ellos e intentemos solventarla.