miércoles, 10 de diciembre de 2014

Créditos para comprar tu primer coche

Los jóvenes que han cumplido los 18 años tienen la oportunidad de sacarse el carné de conducir. Disponer de un coche, bien nuevo o de segunda mano, es otro tema. Pero si lo necesitan, no tienen ahorros ni la ayuda de sus familiares más directos, pueden solicitar un crédito para cumplir con sus deseos. De hecho, hay una cuidada oferta bancaria adaptada a sus necesidades: muchas veces se comercializan con ligeras mejoras en su contratación, y hay propuestas en las que no se exigen avalistas. Estos créditos, que se desgranan en las siguientes líneas, financian el coste total de los automóviles, cuentan con plazos para su devolución que oscilan entre 5 y 10 años y casi nunca tienen comisión. Sin embargo, los tipos de interés parten desde un 8% o 9%.

Jóvenes, ¿cómo afrontar la compra de un coche?

Los usuarios bancarios que tengan entre 18 y 30 años pueden formalizar un crédito para comprar su primer coche a través de una serie de propuestas que han confeccionado los bancos y que les dotan de la liquidez suficiente para realizar la operación.

Bankia ha diseñado el Crédito Ya para que los más jóvenes pueda disponer entre 3.000 y 9.000 euros para la adquisición de su vehículo, y poder amortizarlo en un plazo máximo de cinco años. Una de sus aportaciones, en este caso, es que sus demandantes no tendrán que asumir ninguna comisión de estudio por la contratación del crédito.

Los créditos para financiar el primer coche se comercializan con ligeras mejoras en su contratación, y hay propuestas en las que no se exigen avalistas

Caja Laboral se decanta por ofrecerlos con el nombre de Crediturbo Go, que se caracteriza porque puede alcanzarse este objetivo sin depender de ningún avalista. Financia la totalidad del valor del coche y, además, ofrece un seguro a todo riesgo para mayores de 21 años con un 15% de descuento el primer año.

El Préstamo Coche Joven, de Kutxabank, es otra de las alternativas a la que pueden acogerse los jóvenes para la compra de su automóvil sin depender de ayudas familiares. Tiene un importe mínimo de 5.000 euros y el máximo es el valor del vehículo, contemplando cuotas mensuales reducidas, pues se permite un plazo de amortización largo, de hasta 10 años.

La Banca Ceiss incluye en su programa de productos bancarios el Préstamo Coche, por el que sus demandantes pueden financiar esta compra con un tiempo de devolución de hasta seis años. Aplica un tipo de interés del 9%, a lo que se añade una comisión de apertura desde el 1%.

Otra entidad que apuesta por este tipo de productos bancarios es La Caixa, a través del Préstamo Estrella Joven, que permite financiar este anhelo de los jóvenes de 18 a 30 años, con un periodo máximo de ocho años para su devolución, y cuyo tipo de interés se mantiene fijo aunque suban los tipos de interés del mercado.

Unicaja cuenta con el Préstamo Único, para que sus demandantes dispongan de hasta 18.000 euros para financiar estas necesidades, y con un plazo de amortización máximo de ocho años.

Comprar un coche sin pedir crédito

Es frecuente que sean muy numerosos los jóvenes que no tienen el dinero necesario para adquirir un vehículo y se vean obligados a demandar un crédito para formalizar la operación. Pero la inestabilidad del empleo y la financiación con intereses muy altos no hacen recomendable esta actuación comercial, y es preferible pagar al contado si se quiere realizar un menor desembolso.

Pueden aprovecharse de los bajos precios de los coches, en especial en el mercado de segunda mano, que propicien una mayor agilidad en las operaciones. Pero, ¿de qué forma?
Se puede tratar de ahorrar previamente el importe requerido para afrontar el gasto.
Otra alternativa es recurrir a los familiares y amistades más directos que podrán prestar la cantidad sin intereses para firmar la operación al contado.
Las redes entre particulares es otra opción para requerir el dinero solicitado, pagando intereses menos elevados, aunque es probable que sea con un plazo para su devolución más dilatado.
También se puede comprar el automóvil usado a un familiar directo o un amigo por un precio mucho más competitivo, pudiendo realizar los pagos en cómodos plazos.

domingo, 7 de diciembre de 2014

Ventajas e inconvenientes de las compras por Internet

Comprar online es cómodo, rápido y tiene precios competitivos, pero tambien tiene desventajas, como no poder probar los productos ni comprobar su estado

El sector del comercio electrónico se prepara para una Navidad en la que numerosos ciudadanos se decantarán por esta fórmula para las compras navideñas. Este sistema consiste en la compra y venta de productos o servicios a través de medios electrónicos, como Internet y otras redes informáticas. La pujanza de esta opción para realizar compras se constata a través de una reciente encuesta de una de las empresas online del sector, Vente-Privée, donde se pone de manifiesto que un 17% de los españoles comprará los regalos navideños solo en cibertiendas. Comodidad, rapidez e, incluso, precios más competitivos inducen a que los usuarios se inclinen por este sistema de consumo, pero conviene conocer las posibles desventajas en su utilización. Tanto pros como contras se analizan en este artículo, para que los usuarios decidan si inclinarse por las compras físicas o a través de Internet.

Cada vez más personas se apuntan a hacer compras por Internet, pero ¿es mejor esta fórmula que acudir físicamente a una tienda? Para determinar si este sistema de consumo es conveniente para nuestros intereses como consumidores, hay que hacer un diagnóstico previo sobre sus ventajas e inconvenientes.

No obstante, muchas veces esta decisión dependerá del perfil de los usuarios, y no pocas en función de su edad, ya que son los consumidores más jóvenes quienes se inclinan por este modelo de consumo, tal y como recogen las encuestas de opinión de numerosas tiendas online.

Factores a favor:

Es mucho más cómodo, ya que permite hacer compras desde casa y a cualquier hora, sin largas esperas en caja ni colas interminables en los comercios.

La gran cantidad de tiendas online que proliferan en la Red están cada vez más especializadas y aplican ofertas a gran parte de sus productos y servicios.

Algunas tiendas online tienen precios más competitivos que pueden reducir el coste en más de un 20%. Algunas promociones son muy interesantes y en todas se pueden visualizar los productos.

Se puede comprar con cualquier tarjeta de crédito o débito. Se admiten los "plásticos" más utilizados por los consumidores españoles, en general, a través de sitios seguros para formalizar los pagos.

Se han incrementado los portales que adoptan mayores medidas de seguridad para proteger a los consumidores, a quienes se ofrece amplias garantías en todo el proceso de compra.

En contra:

No permite disfrutar del encanto de las compras en comercios y mercadillos, que en estas fechas aportan ese ambiente especial que tanto gusta a las familias.

La falta de contacto físico con los productos o artículos que se van a adquirir no permite probarlos, comprobar su estado ni despejar dudas que se tengan sobre ellos.

Algunas compras y devoluciones son menos ágiles que a través de los canales tradicionales de consumo y, en ocasiones, su proceso se demora durante mucho tiempo.

Es cierto que a través de los canales online pueden generarse precios más económicos y competitivos, pero también hay que tener en cuenta que el pedido se encarece con los gastos de envío, cuyas oscilaciones varían en exceso de un portal a otro.

La desconfianza que pueden tener los usuarios para realizar pagos por medio de su ordenador o encontrar portales que no brinden la suficiente seguridad.

Comprar en sitios seguros

Para formalizar las compras a través del comercio electrónico, es indispensable importar pautas para protegerse de las disfunciones que pueda tener este modelo de consumo.

Una clave básica es comprar en portales que reúnan las garantías necesarias para formalizar el proceso de adquisición de forma correcta. Así será posible defenderse ante eventuales estafas o malas actuaciones por parte de sitios que no reúnen los mínimos requisitos para ejercer esta actividad comercial.

Las compras online exigen métodos de pago a través de la red. Para ello, las empresas que operan en Internet utilizan sistemas fiables, buscan la seguridad de los datos de sus usuarios e incorporan mecanismos adecuados para realizar transacciones electrónicas de forma segura. Si algún portal no dispone de ellos, lo mejor es no hacer ninguna compra en él.

sábado, 6 de diciembre de 2014

Créditos rápidos para Navidad

La llegada de las Navidades provoca que el consumo de las familias españolas se dispare y que, por consiguiente, su ahorro merme, una situación que lleva a que muchas de ellas soliciten un "dinero extra" mediante los créditos rápidos, con los que no obstante, hay que tener cuidado.

Este tipo de créditos ha aumentado de forma importante en España al ser una alternativa a la banca tradicional, en la que se puede conseguir dinero de forma rápida y sencilla, para así poder hacer frente a pequeños pagos cotidianos.

Una de las épocas en las que las familias se sienten más "achuchadas" económicamente son las Navidades, un periodo en el que las cuentas suelen quedarse en números rojos por el importante desembolso que se hace.

Por ello, muchas familias se deciden a solicitar un crédito rápido, con el que no obstante, hay que tener cuidado, y, antes de pedirlo, hay que tener presentes una serie recomendaciones con el fin de no endeudarse.

Entre ellas, estudiar si el crédito que se va a solicitar es estrictamente necesario, si podremos pagarlo, o si podremos cumplir los plazos establecidos para devolverlo, entre otras cuestiones.

Una de las empresas de crédito rápido, Kredito24, ha asegurado que antes de pedir el crédito es conveniente evaluar la capacidad de pago que se tiene, según los ingresos o los compromisos económicos a los que hay que hacer frente.

Además, señala que hay que analizar el dinero que realmente se necesita, ya que aunque estos créditos sirven como ayuda para pagos puntuales, como en este caso los regalos de Navidad, hay que tener en cuenta que endeudarse para financiar caprichos o gastos innecesarios puede crearnos dificultades más tarde.

De la misma manera, Kredito24 recomienda saber bien lo que se quiere comprar, por lo que lo mejor para no vernos arrastrados por el consumo compulsivo, es hacer una lista con lo que hay que adquirir.

Igualmente, hay que tener presente cuántos créditos tenemos en ese momento, hacer un seguimiento de las finanzas, comprobar que la empresa a la que se solicita dinero nos ha explicado todos los términos con claridad y que es de confianza.

En los últimos años, y como consecuencia de la creciente notoriedad que han adquirido los créditos rápidos, han nacido muchas empresas dedicadas a ello, como Cofidis, Zaimo, sucredito.es, o wonga.

Estas empresas cubren la necesidad de financiación puntual, ya que facilitan pequeños créditos de forma rápida, un dinero con el que las familias pueden hacer frente a gastos como el pago de facturas o compras.

Aunque todavía queda un mes para que se celebre en España la Navidad, algunas de las familias ya habrán empezado a hacer sus compras como consecuencia de la celebración del "Black Friday" (viernes negro). Un día, caracterizado por las importantes rebajas que realizan los comercios, con el que se inaugura la temporada de compras navideñas. Aunque tiene su origen en EEUU, ya se celebra en muchos países como España.